Inquiokupación, cuando tu inquilino no paga el alquiler


Actualizado: 25 octubre, 2022 | Seguros ARRENTA |
Comparte este artículo
El aumento de los casos de impago de alquiler ha traído consigo un nuevo término: el inquiokupa: inquilinos que dejan de pagar las rentas alegando vulnerabilidad pero que no abandonan la vivienda. Parece una especie de nuevo modelo de ocupación, sin embargo, tanto su tratamiento jurídico como los procedimientos a seguir para que los propietarios se defiendan de ello son diferentes a los de la ocupación ilegal.

Inquiokupación, cuando tu inquilino no paga el alquiler

Diferencias entre Ocupación ilegal e inquiokupación

Según la Plataforma de Afectados por la Ocupación, actualmente, el 70% de los casos de ocupación ilegal son de inquiokupas. Sin embargo, debemos tener en cuenta que no es lo mismo la ocupación ilegal que la inquiokupación.

A efectos legales, la ocupación ilegal, queda recogida en artículo 245 de la Ley Orgánica 10/1995, de 23 de noviembre, del Código Penal definiendo a los okupas como aquellas personas que “con violencia o intimidación en las personas ocupare una cosa inmueble o usurpare un derecho real inmobiliario de pertenencia ajena” o “ocupare, sin autorización debida, un inmueble, vivienda o edificio ajenos que no constituyan morada, o se mantuviere en ellos contra la voluntad de su titular”, distinguiendo así el allanamiento de morada (cuando la vivienda es usurpada a sus dueños echándoles de su casa) del delito de ocupación o usurpación (que se produce cuando una persona ocupa, sin autorización del propietario, un inmueble vacío).

El mismo código penal indica las penas con las que estas personas deben ser castigadas que serían pena de prisión de uno a dos años, en función de la utilidad obtenida y el daño causado en el primer caso o una pena de multa de 3 a 6 meses en el segundo.

Sin embargo, la inquiokupación no es una figura delictiva ya que el inquilino no ha entrado a la fuerza en la vivienda ni lo ha hecho sin conocimiento del propietario, sino que entró legalmente mediante la firma de un contrato de alquiler. Ese inquilino pasa a ser inquiokupa cuando pide la suspensión del desahucio alegando estar en situación de vulnerabilidad social y/o económica, lo que pone en conocimiento del Juzgado antes de que se lleve a cabo el lanzamiento de la vivienda, para pedir un aplazamiento o su suspensión.

Lo que ocurre es que, cuando un inquilino no logra acreditar que realmente está en situación de vulnerabilidad, el desahucio ya ha sido suspendido durante meses o años, tiempo en el que el arrendador ha dejado de cobrar las rentas pactadas y no ha podido percibir la compensación económica que recoge el real decreto 401/2021, de 8 de junio y regula las ayudas a las que pueden acceder los propietarios por suspensión de un desahucio cuando su inquilino realmente es vulnerable.

Recordemos que si el inquilino al que van a desahuciar presenta, aunque sea pocos días antes del lanzamiento, la documentación que acredite que ha acudido a los Servicios Sociales por encontrarse en situación de vulnerabilidad social y/o económica, o si son los propios Servicios Sociales los que se la comunican al Juzgado, es muy probable que el lanzamiento se suspenda, surgiendo muchas dudas sobre su reanudación.

Por tanto, conviene distinguir entre:

  1. Inquilinos que dejan de pagar la renta: para lo cual hay un procedimiento de desahucio judicial que es relativamente rápido.
  2. Inquilinos que dejan de pagar la renta y deciden acogerse y acreditan estar en situación de vulnerabilidad: por lo que el propietario puede pedir una compensación económica por ello.
  3. Inquilinos que piden la suspensión del desahucio por estar en situación de vulnerabilidad, no lo acreditan y están meses y a veces años ocupando el inmueble sin pagar y el arrendador sin poder tener compensación económica.

En nuestra opinión, son estos últimos los inquiokupas dado que se han aprovechado de una artimaña legal para ocupar un inmueble.

¿Qué procedimiento se debe poner en marcha contra la inquiokupación?

La inquiokupación es un término muy reciente y como tal, aún no está recogido en la ley por lo que mientras que en los casos de ocupación ilegal se puede iniciar un procedimiento por vía civil ante el Tribunal Constitucional para recuperar la posesión de la vivienda o un procedimiento por vía penal en caso de delito de usurpación, cuando se da un caso de inquiokupación se debe poner en marcha un procedimiento de desahucio.

El procedimiento puede ser un procedimiento de falta de pago de rentas si hay contrato y título o un procedimiento de desahucio por precario si no hay contrato de arrendamiento ni título.

¿Cómo evitar la inquiokupación en tu vivienda de alquiler?

Como hemos comentado en otras ocasiones, a veces no es posible prever que nuestro inquilino se convertirá en moroso un buen día o que se negará a abandonar la vivienda o que puede acogerse a encintarse en situación de vulnerabilidad. Por eso la mejor defensa para, ya no evitar la inquiokupación, sino minimizar sus daños, es contar con un seguro de Impago de Alquiler que nos garantice (i) que el perfil del inquilino es adecuado y que (ii), en caso de que el inquilino venga a peor fortuna y haya de desahuciarlo, una compañía de seguros pague la renta durante un periodo de hasta 12 meses.

Además, los seguros de impago de alquiler cuentan con la cobertura de defensa legal, por lo que si debemos enfrentarnos a un inquiokupa podremos hacerlo con la asistencia legal necesaria y con profesionales especializados que nos guíen y se ocupen de llevar a cabo los procedimientos necesarios para recuperar nuestra vivienda y el alquiler retrasado.

Digamos que el seguro es previsor porque analiza el riesgo del inquilino con carácter previo, de ahí que no haya apenas inquiokupación.


Comparte este artículo

2 comentarios en “Inquiokupación, cuando tu inquilino no paga el alquiler

    1. Hola, Carmen. Son las propias compañías aseguradoras las que establecen los parámetros de riesgo cuando se alquila el inmueble a inquilinos extranjeros. Dependerá fundamentalmente del país en el que coticen, ya que no es lo mismo que los ingresos procedan del extranjero, que si están cotizando en España. No obstante, antes de solicitar el seguro de impago de alquiler se hace un estudio de viabilidad de los arrendatarios y les solicitarán la documentación necesaria. Consulte aquí los requisitos. Un saludo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


responsabilidad civil

Seguro Responsabilidad Civil Profesionales Inmobiliarios

Ver Seguro

protección del alquiler

Seguro de impago de alquiler

Calcular Precio

Inquilinos con llaves de su piso

Seguro de hogar vivienda en alquiler

Calcular Precio

Artículos relacionados

¿Qué debes saber sobre las cláusulas nulas en un contrato de arrendamiento de vivienda?
¿Qué es un aval en un contrato de alquiler y por qué es tan importante?
La situación económica y el miedo al impago complica la selección de inquilinos
La situación económica y el miedo al impago complica la selección de inquilinos
hombre de negocios trabajando con documentacion en escritorio
Estudio de viabilidad del inquilino
inquilinos discutiendo
¿Qué debes evitar en caso de impago de alquiler?
¿Cómo, dónde y cuándo realizar el pago del alquiler?
Pareja preocupada mirando números
Condonación de la Renta

Contacta con un profesional

Nuestro equipo está especializado en los distintos áreas de los seguros para resolver tu dudas y facilitarte la informacion que necesites. No lo pienses más contáctanos sin compromiso